Skip to content
Grist home
All donations TRIPLED

Climate Spanish

Featured

Cuando visité a Christina González y a su familia en abril, se sentó desplomada en el desgastado sofá negro de piel sintética de su familia, intentando recordar qué explosión había estremecido más a su barrio. Las siete décadas que llevan viviendo en Wilmington, California, están marcadas por las fechas de los incendios industriales de alto octanaje que ocurrieron en cada una de las cinco refinerías que rodean su casa. 

Hubo tantas catástrofes, me dijeron ella y su marido, Paul, ambos de 73 años. ¿Fue el del 84? ¿O tal vez el del 92 o el del 96? Cada incendio pintó el cielo de diferentes tonos de negro y naranja. Paul cree que el más grande podría haber sido posterior, más cerca del año 2001, o incluso de 2007 o 2009. Se removía incómodo en el salón de su casa; una reciente intervención en la cadera le dificulta sentarse. “Cuando la refinería explotó, había puntos negros por todas partes”, dijo Christina, con su pelo corto y rojo oscuro enmarcando su cara, marcada por las líneas del estrés. “Por todos los coches, la casa, nuestros árboles frutales y los muebles del patio”.

“Llovía aceite”, dijo. Se jubiló poco después... Read more

All Stories